Bautismo

Si está buscando bautizar a su hijo, ¡Felicidades! Le dará la bienvenida a la familia de la Iglesia y al Reino de Dios. ¡Que alegria!

Bautizos de niños se llevan a cabo el último sábado de cada mes en St. Christopher. Para inscribir a un niño para el próximo bautismo, por favor llene este formulario de inscripcionenvíenos un correo electrónico.

*Debido a restricciones por la pandemia, los bautismos estan en espera. Si quiere ser agregado a la lista de espera, favor de llenar el formulario de inscripcion y le avisaremos cuando comienzen de nuevo los bautismos.

Para el bautismo de un adulto, por favor vea la página RICA.

 

Baptism font

 

El bautismo, el primer y fundamental sacramento, es la puerta de los otros sacramentos. El bautismo es el sacramento purificador y santificador del renacimiento y el medio por el cual sus destinatarios se incorporan a la Iglesia en un vínculo de unidad.

El bautismo es el primer sacramento de la iniciación cristiana. Es el sacramento que libera a una persona del pecado original y la convierte en miembro de Cristo y de su Iglesia, siendo así el camino a una vida nueva y espiritual. Se administra sumergiendo el recipiente en agua o vertiendo agua sobre la cabeza de la persona "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". Uno debe ser bautizado antes de compartir en cualquiera de los otros sacramentos. El bautismo es el fundamento de todo el ministerio y la vida en la iglesia, y confiere el compromiso de seguir a Cristo y difundir su mensaje en todo el mundo. Además, en el bautismo, uno se incorpora a la vida, la muerte y la resurrección de Cristo, y así participa en el don de la resurrección y la vida eterna con Cristo.

Los bebés pueden ser bautizados poco después del nacimiento. En el momento del bautismo, los padres prometen practicar su fe y proporcionar una educación católica para el niño. Los adultos que nunca han sido bautizados participan en el RICA (Rito de Iniciación Cristiana de Adultos), y típicamente serán bautizados en la Vigilia Pascual. La Iglesia Católica reconoce los bautismos de otras denominaciones cristianas que se bautizan en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Así, una persona solo puede ser bautizada una vez.